jueves, 27 de enero de 2011

Need your soul

-Sabes J, te quiero.
-¡Por dios! ¿Qué coño te has tomado?
-Oh, vamos, no exageres.
-Era coña, tranquila. Nada de lo que digas me va a sorprender a estas alturas. -hizo un gesto de impotencia mientras cogía algo parecido a un terrón de azúcar y lo lamía ligeramente.
-¿Y eso debería tranquilizarme?
-Si el mundo fuera un sitio más lógico tú estarías en un maldito psiquiátrico. Hasta yo lo sé. -lanzó el supuesto terrón hacia el vacío de su espalda.
-Bah, si el mundo fuera más lógico también sería más aburrido.
-Ahí la has clavado. Bueno, y si el mundo fuera más aburrido tú tampoco hablarías con gente de dudosa existencia.
-Bueno, el día que me dé por quemar un hospital nadie puede decir que no lo advertí.
-¿Y eso es excusa? -su mirada, negra como el mismo universo, taladró mi mente como calibrando de qué era o no capaz, pero advertí que en el fondo hoy estaba de buen humor.
-Lo es para mí.

   *  *  *  *  *



-Jimmy, he tenido un sueño raro.
-Los tuyos siempre lo son. ¿Otra vez montañas rusas y pederastas?
-No, me refiero a raro de verdad. He soñado que era feliz.





1 comentario:

Minuet dijo...

Preciosa historia... bso