martes, 15 de marzo de 2011

Reflexiones estúpidas (para qué engañar)


Los pequeños fracasos se acumulan en mi vida como la locura en la humanidad. Si los detalles dan la felicidad, cuando éstos fallan todo se jode. Es un hecho.
El esqueleto de lo que fue mi atisbo de felicidad ocupa cada día más espacio, como si sólo estuviera para recordarme lo que nunca sucedió. Los procesos mentales que tanto me fascinaban se vuelven vacíos, aburridos. El mundo cobra un pobre tono ocre, advirtiendo que a cualquiera que intente prestar cierto interés no le esperan más que patadas o desesperanza.
No hay mucho que hacer con la vida, sólo se aprende que es mejor no hacerse preguntas y seguir con lo que sea tu mierda personal.




El optimismo es para desesperados anónimos. Sólo cuando crees que vas a perderlo todo a cada paso te alegras de que no suceda (del todo).

5 comentarios:

Cristofer dijo...

Te las mandaste...
Me encanto esto:

"El esqueleto de lo que fue mi atisbo de felicidad ocupa cada día más espacio, como si sólo estuviera para recordarme lo que nunca sucedió"

Acabo de pasar por un par de sensaciones que me llevaron a pensar en algo similar.

saludos.
Cristofer.

Lunática (R.) dijo...

Detesto la monotonía, pero soy una inestable.
Supongo que es cuestión de días, aunque a veces todo pierda el sentido...

Alba dijo...

Magnífica reflexion hecha poema... Yo también he aprendido a no hacerme preguntas y seguir con mi mierda personal... aunque no por eso me he quedado de brazos cruzados, yo siempre digo: aunque todo esté perdido, siempre nos quedará MOLESTAR! y así és.

Me gusta tu bloc, lo iré siguiendo!!

Salut i força!
Alba.

Athram del reveS dijo...

Ueeee poS yo no considero que sean 15 años mal llevadoS jajajaja es máS jajaja creoo que vas muy bien encaminada ;P da gusto k las nuevas generacioneS reaccioneiS! :D

Aunque yo discrepo, yo creo que hay que aprender a saber hacerse las preguntas adequadas :)

Te sigo! :)

Lilith dijo...

Bueno.. los años bien o mal llevados dependen de las espectativas de cada uno, supongo.
En primer lugar, gracias a todos por comentar!
Lo malo de la vida, bueno, de echo del mundo, es que como más preguntas te hagas menos sabrás, nada tiene sentido, pero creo que el truco está en disfrutar sin buscarle razones :/