domingo, 13 de febrero de 2011

Belleza



-El mundo es precioso. No lo vemos, pero es precioso.
-Eso es discutible.-me reí ante tal afirmación, pero su mirada me cortó completamente.
-¿Es que no puedes verlo? ¿No lo sientes?
-¿El qué J? ¿El odio? ¿El asco que nos tenemos unos a otros, la hipocresía?
-Bah, deja de mirarte el ombligo. Males menores. ¡El mundo es precioso y no lo ves porque estás demasiado ocupada con tus pequeñas gilipolleces!
Esas acusaciones deberían haberme puesto a la defensiva.
-El mundo no es precioso, J. Ni siquiera llega a la categoría de bonito o aceptable. La mayoría nos mataríamos entre nosotros por una mansión con piscina. Hay muerte, y falsedad, el amor es algo egoísta y la amistad hipócrita.
-Y tú una imbécil. ¿sabes qué falla en tus argumentos?
-¿Qué?
-Que sólo te fijas en la humanidad. El mundo es demasiado bello como para que los ojos de un humano lo comprendan. Hay muerte, sí, pero éso implica que también hay vida. Y ésta es corta, fugaz. Apasionante. Es algo que jamás entenderás si no sales de tu cáscara de una maldita vez. Hay hipocresía y maldad, sí, pero es que si no las hubiera ¿cómo distinguirías la bondad? Todos nacemos con luz dentro, con paz, pero nos empeñamos en ofuscarnos con nimiedades. Así que deja de encarcelarte. Somos nuestro peor enemigo, nosotros mismos nos quitamos la felicidad que tan inalcanzable vemos pero que en el fondo está con nosotros desde siempre.

1 comentario:

Minuet dijo...

Buena forma de expresar la ambivalencia que, a mi también, me inunda...Creo que tanto J. como tu, tenéis razón, me calzó los zapatos del uno o del otro a ratos, según el día, según el contexto,... pero quizá, la postura de J. sea mas sana... habrá que escucharle -o al menos intentarlo-, ¿no?


Hoy hay reparto de chocolate en mi blog para los que pasamos de San Valentín y San Valentín pasa de nosotr@s...

Bsos y muy buena la entrada..